Citas: Príncipe mecánico

Cassandra Clare ha publicado de nuevo en su twitter una cita de Príncipe mecánico, la secuela de Ángel mecánico.

Cita 3:

– Di algo en mandarín -dijo Tessa con una sonrisa.

Jem dijo algo que sonaba como un montón de vocales exhaladas y consonantes juntas, su voz subiendo y bajando melódicamente: “Ni hen piao liang.”*

– ¿Qué has dicho? -dijo Tessa con curiosidad.

– He dicho que se te está deshaciendo el peinado… ya está -dijo él, acercando la mano hacia ella y colocando un rizo de nuevo detrás de su oreja.

Tessa sintió que la sangre le subía a la cara y se alegró de la oscuridad del carruaje.

– Debes ser más cuidadosa – dijo él, alejando su mano, lentamente, sus dedos permaneciendo unos segundos en su mejilla.

*Nota de la autora: ” Sí, lo que realmente dice es ‘ Eres preciosa’. pero Tessa no lo sabe.”

 

 

Las otras citas están disponibles aquí.

Citas: Príncipe mecánico

Cassandra Clare ha publicado en su twitter dos citas de Príncipe mecánico, secuela de Ángel mecánico de su saga Cazadores de sombras: Los orígenes.

Cita 1:

– No son horrorosos- dijo Tessa.

Will parpadeó.

-¿Qué?

– Gideon y Gabriel- dijo Tessa. -Son bastante atractivos, para nada horrorosos.

– Yo hablaba, -dijo Will, en tono sepulcral- de las negras profundidades de sus almas.

Tessa resopló.

-¿Y de qué color supones que son las profundidades de tu alma, Will Herondale?

– Malva – dijo Will.

Cita 2:

Will bajó la voz.

– Todo el mundo comete errores, Jem.

– Sí -dijo Jem- Sólo que tú cometes más que la mayoría de la gente.

- Yo…

– Hieres a todos -dijo Jem- A todos cuya vida tocas.

– A ti no -suspiró Will- Hiero a todos menos a ti. Nunca he querido herirte.

Jem alzó las manos, apretando las palmas contra los ojos.

– Will…

– No puedes no perdonarme nunca -dijo Will con incredulidad, oyendo el pánico que teñía su propia voz- Me quedaría…

– ¿Solo? -Jem bajó la mano, pero ahora con una sonrisa torcida- ¿Y de quién es la culpa?

 

Editado: Está disponible una nueva cita aquí.

Citas: Personal Demons

gabe's wings

 

“Pero sus ojos dicen que no puede. Lo veo, tan claro como el agua, aunque ella no lo vea. Renunciaría a sus alas por ella. Lo único que tendría que hacer es perdírselo.”

 

Personal Demons

Lisa Desrochers

Citas: White Cat

White cat

“Somos, en gran parte, quienes recordamos ser. Es por eso que es tan difícil acabar con los hábitos. Si sabemos que somos unos mentirosos, esperamos no decir la verdad. Si nos consideramos honestos, nos esforzamos más.”

 

 

Gata blanca

Holly Black

Citas: Illusions

Illusions

 

– No patrullo, no salgo de caza, tan sólo me quedo cerca tuyo. Tu vive tu vida, te mantendré a salvo – dijo Tamani, apartándole un mechón de pelo de la cara – O moriré intentándolo.

Illusions

Aprilynne Pike

Citas: Awakened

awakened

– Mi amor, háblame. Cuéntamelo todo. – Neferet fue hacia Kalona, arrodillándose ante él, acariciando las suaves y oscuras alas que se desplegaban sin fuerza alrededor del inmortal.– ¿Qué quieres que te diga? – dijo sin mirarla a los ojos.

– Zoey vive. – La voz de Neferet era monótona, fría, sin vida.

– Sí.

– Entonces me debes la sumisión de tu alma inmortal. – Empezó a alejarse de él.

– ¿Adónde vas? ¿Qué va a pasar ahora?

– Es bastante simple. Me aseguraré de que Zoey vuelve a Oklahoma. Allí, bajo mis propios términos, completaré la tarea en la que tu fallaste.

Awakened

P.C. Cast

Citas: Si pudieras verme ahora

Photobucket

“La vida está compuesta de encuentros y de despedidas. Gente diferente entra en tu vida cada día, les dices buenos días, les dices buenas noches, algunos se quedan unos minutos, algunos se quedan unos meses, algunos un año, otros toda una vida. No importa de quién se trate, os conocéis y luego os separáis. […] Creo que he deseado conocerte toda mi vida – susurró él – Pero ha llegado la hora de despedirnos.”

Cecelia Ahern

Si pudieras verme ahora

Citas: La orden de la academia Spence

A great and terrible beauty

-Queríais un cuento y voy a contaros uno. -Un relámpago ilumina las paredes de la cueva, bañándole la mitad del rostro de luz y la otra mitad de sombras-. Noche tras noche, las chicas se reunían. Y pecaban. ¿Sabéis en qué consistía ese pecado? […]Su pecado consistía en que creían. Creían que podían ser diferentes. Especiales. Creían que podían cambiar lo que eran: chicas heridas, a quienes nadie quería. Marginadas. Estarían vivas, las adorarían, las necesitarían. Serían necesarias. Pero se equivocaban. Esto es un cuento de fantasmas, ¿os acordáis? Una tragedia. […]Fueron por mal camino. Las traicionaron sus propias esperanzas estúpidas. Las cosas no podían cambiar para ellas, porque en realidad no tenían nada de especial. Así que la vida las arrastró, las condujo, y ellas se dejaron llevar, ¿entendéis? Se fueron apagando hasta quedar reducidas a fantasmas vivientes, persiguiéndose entre sí. -La voz de Felicity es casi inaudible-. Y ya está. ¿Verdad que es el cuento más terrorífico que habéis oído?

Libba Bray

La orden de la academia Spence.

Citas: Los juegos del hambre

Los juegos del hambre

“La canción que me viene a la cabeza es una nana muy sencilla, una que cantamos a los bebés nerviosos y hambrientos para que se duerman. Creo que es muy, muy antigua, alguien se la inventó hace muchos años, en nuestras colinas; es lo que mi profesor de música llama un aire de montaña. Sin embargo, las palabras son fáciles y tranquilizadoras, prometen un mañana más feliz que este horrible trozo de tiempo en el que nos encontramos.”

Suzanne Collins.

Los juegos del hambre

Citas: El bosque de manos y dientes

The forest of hands and teeth


“Y nunca le pregunté por qué nunca se marchó. Por qué nunca fue en busca del océano. Por qué se limitó a pasar estas historias sin ninguna instrucción sobre qué hacer con la enormidad de los recuerdos a parte de pasarlos también nosotros.

Me pregunto, ahora, si no se marchó por nosotros. Por Jed y por mí. Pero en mi corazón sé que no es por eso. No se fue en busca del océano por mi padre. Porque él era suficiente para ella. Suficiente como para manternerla cómoda entre las verjas su vida entera.”

Carrie Ryan

El bosque de manos y dientes.